Buscar
  • Dra. Beatriz Morandeira

Arquitectura y Ortodoncia


Es habitual en nuestra consulta que un paciente en una primera visita nos pregunte, si su tratamiento de ortodoncia es necesario por salud bucodental o solo por estética.

Para dar respuesta a esta cuestión me vais a permitir comparar la medicina y más concretamente la ortodoncia con la

arquitectura.

Según Vitruvio, la arquitectura es una imitación de la naturaleza. Como las aves y las abejas construyen sus nidos, los seres humanos construyen vivienda a partir de materiales naturales, que les da refugio contra los elementos. Para el perfeccionamiento de este arte de la construcción, los griegos inventaron los órdenes arquitectónicos: dórico, jónico y corintio. Se les dio un sentido de la proporción, que culminó en la comprensión de las proporciones de la mayor obra de arte: el cuerpo humano.

El Hombre de Vitruvio o Estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano es un famoso dibujo acompañado de notas anatómicas de Leonardo da Vinci realizado alrededor del año 1490 en uno de sus diarios. Se trata de un estudio de las proporciones del cuerpo humano, realizado a partir de los textos de arquitectura de Vitruvio, arquitecto de la antigua Roma, del cual el dibujo toma su nombre.

Según podemos inferir de los textos de Vitrubio, un edificio será “bello” cuando responde a un equilibrio de sus partes. Específicamente, Vitrubio nombra estas partes como: firmitas, utilitas y venustas, las cuales respectivamente significan; firmeza o resistencia, utilidad o función, y belleza.

Vitrubio se dio cuenta de que la funcionalidad de un edificio esta íntimamente ligada con su estética, describió como apenas es posible la una sin la otra. La simetría hace que la construcción sea estable a la vez que la torna bella.

En medicina en muchas ocasiones cuando algo “esta feo” nos indica que no es saludable. El identificar que los dientes están feamente colocados puede ser el primer signo de que algo esta mal.

Por instinto, de la misma manera que un lunar feo nos alerta de malignidad ver los dientes descolocados puede ir mas allá de una cuestión estética.

La simetría y proporcionalidad en la colocación de los dientes nos da belleza y a la vez va muy relacionada con la salud dental y periodontal.

Una maloclusión provoca un desequilibro en el reparto de las fuerzas de la masticación, genera sobrecargas en el hueso y las encías que sostienen a los dientes con su consecuente pérdida. Además dificulta el mantenimiento de una buena higiene.

También influye el hecho de que al tener una sonrisa bonita tendemos a cuidárnosla mejor y a apreciar su importancia, lo cual se convierte en un círculo de buenos hábitos.

De esta manera, recordando a los clásicos no podemos olvidar que estética y salud forman un tándem inseparable.


154 vistas